¿Qué efectos producen las drogas al volante?

Durante la última campaña de control de uso de alcohol y drogas por parte de los conductores –del 6 al 12 de junio pasado–, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizó 145.636 pruebas. De ellas, 1.872 fueron tests de detección de drogas. Estas pruebas –que se realizan a conductores que presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia o implicados en algún accidente– arrojaron 667 positivos (35%) al test salival. Las drogas más consumidas por los conductores fueron cannabis (497), cocaína (202) y anfetaminas (79). Y es que, según último informe EDAP´13, el 12% de los conductores elegidos al azar dieron positivo en alcohol y drogas por encima de los límites legales.

<

p style=”color:rgba(0,0,0,0.701961);font-family:Roboto, sans-serif;background-color:rgb(249,249,248);”>

<

p style=”color:rgba(0,0,0,0.701961);font-family:Roboto, sans-serif;background-color:rgb(249,249,248);”>También se realizaron 143.764 controles de alcoholemia, en los que 1.616 conductores dieron positivo –1.418 en controles preventivos; 93, por estar implicados en accidentes; y 8, por síntomas evidentes–. De estos, 255 superaban la tasa de 0,60 mg/l en aire espirado, por lo que se instruyeron diligencias y se trasladaron a la autoridad judicial.

<

p style=”color:rgba(0,0,0,0.701961);font-family:Roboto, sans-serif;background-color:rgb(249,249,248);”>Limita la capacidad de conducir

<

p style=”color:rgba(0,0,0,0.701961);font-family:Roboto, sans-serif;background-color:rgb(249,249,248);”>Son varias las limitaciones que el alcohol y las drogas imponen a nuestra capacidad de conducir con seguridad: ralentización de los reflejos, sobre-estimación de nuestras capacidades, euforia, alucinaciones, taquicardias… Y entre ellas no son menores las afectaciones a la capacidad del cerebro para ‘ver’ –por los ojos se recibe el 90% de la información al conducir–: visión en túnel, deslumbramientos, halos, visión borrosa…

<

p style=”color:rgba(0,0,0,0.701961);font-family:Roboto, sans-serif;background-color:rgb(249,249,248);”>Antes de mostrar gráficamente cómo ‘ven’ quienes conducen con estas sustancias en su organismo, hay que señalar que los efectos afectan al cerebro –que se encarga de procesar la información transmitida por los ojos– y dependen de la cantidad ingerida, de la pureza de la sustancia, de la posible mezcla de sustancias y del tiempo pasado desde su ingestión.

Anuncios

Los comentarios son moderados. No se permitirán comentarios ofensivos, con lenguaje no apropiado, spam o publicitarios que no tengan relación con el artículo en cuestión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s