La DGT creará un carné de conducir específico para coches que aparcan solos

De igual forma que existe un carné específico para coches con cambio automático, ahora también existirá el carné de coches con aparcamiento asistido, por lo que los conductores se librarán de realizar la temida maniobra de aparcamiento en los exámenes.

La Dirección General de Tráfico ha dictado una instrucción por la que se regula el uso de los sistemas de ayuda al estacionamiento que incorporan cada vez más modelos de automóviles. Gracias al uso de las nuevas tecnologías los nuevos sistemas de ayuda al estacionamiento o ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) permiten la realización de una de las maniobras más frecuentes que se realizan en las carreteras urbanas, facilitando así al conductor que voluntariamente los use la maniobra de aparcamiento del vehículo.

Muchos coches ya lo incorporan, como los Ford Focus, algunos Toyota, los Mercedes o algunos Nissan como el Qashqai que ya vimos aquí en Arte Motor, entre otros muchos.

Esta ayuda a la conducción actúa de forma automática sobre la dirección y el sistema de frenado y aceleración del vehículo, permitiendo maniobrar sin necesidad de que el conductor intervenga sobre el volante o el pedal del freno y acelerador, lo que manifiesta una vez más el cambio de modelo en la industria del automóvil, que culminará seguramente con la conducción plenamente automatizada.

Según la DGT, “el uso de este sistema puede emplearse en las vías abiertas al tráfico siempre que se cumplan las condiciones de seguridad establecidas en la normativa del mecanismo de dirección de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE) y se mantenga la distancia máxima de 15 metros entre la sección de inicio y final de la maniobra. Si el control de los mandos del vehículo se realiza desde fuera del habitáculo, la maniobra se realizará a una velocidad máxima de 5 km/h y la posición del conductor será tal que le permitirá mantener su libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente. En todo caso la distancia entre el conductor y el vehículo será inferior a 4 metros.”

Como ya ocurre con los vehículos automáticos, la DGT creará en un futuro, cuando haya datos suficientes sobre estos sistemas de ayuda al estacionamiento y sobre su impacto en la reducción de la siniestralidad, un carné de conducir restringido para aquellos aspirantes que vayan a conducir un coche con sistemas de aparcamiento asistido. En este tipo de examen no se exigirá la prueba de estacionamiento. Infingir la norma acarreará una dura sanción, por eso será un permiso exclusivo para estos vehículos. De momento, el único temor de la DGT es que estos conductores no aprendan a aparcar correctamente.

Anuncios

Los comentarios son moderados. No se permitirán comentarios ofensivos, con lenguaje no apropiado, spam o publicitarios que no tengan relación con el artículo en cuestión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s