La arriesgada vida de un piloto. ¿Cuanto vale en realidad?

Este lunes perdimos a dos pilotos más por desgracia, Daniel Rivas y Bernat Martínez. Muchos aficionados seguirán pensando en como puede seguir pasando estas cosas con tanta seguridad que hay en el siglo XXI. Nunca sabes cuál es el límite y los pilotos son muy conscientes de que se juegan la vida en cada entrenamiento y en cada carrera. Ya van 8 pilotos españoles que han perdido la vida desde 1965: Ramón Torras, Santiago Herrero, Javier Moreno, José Manuel Pérez, Rubén Torres, José María Sánchez, Bernat Martínez y Dani Rivas

Pero vamos al tema del que quiero hablar. Si vale la pena sacar dinero de tu bolsillo por jugarte la vida. Dani Rivas y Bernat Martínez buscaban fondos: familiares, amigos y pequeños ‘sponsors’ para costearse los gastos que tiene la participación en el mundial de Superbikes. En un año llegaban a necesitar 200.000 euros. Ambos pilotos combinaban temporadas sin sueldo con otras de apenas 1.000 euros al mes. Siempre dependiendo de la cuantía de los premios, sin apoyos de padrinos ni patrocinadores.

Hay que ver lo que pueden llegar a hacer por conseguir su sueño. Algunos pilotos tienen que pagar cantidades desorbitadas por correr, y otros no cobran nada mientras se juegan la vida. Es una situación que está pasando de situación normal, a ser un verdadero problema. A muchos pilotos les valdría más la pena colgar el mono y aceptar un trabajo de ocho a tres. Los hay millonarios, muy pocos si es que llegan claro, y mileuristas, a decenas. Hay que poner en una balanza, la inversión y en la otra las ganancias de un equipo. Valentino Rossi es de los que mas ganan si, pero si nos ponemos a hablar de ello, estaríamos horas sin parar, pero dejémoslo en que los de la categoría reina son los que se llevan la palma. Un ejemplo fue lo que le pasó a Héctor Barberá hace años, que rechazó los 250.000 euros que ofrecía el equipo Aspar por pilotar las Aprilia CRT por los 50.000 euros y la Ducati que ofrecía un equipo satélite. O que Andrea Dovizioso se pagó de su bolsillo una mejora en los frenos de su moto porque el equipo no lo iba a pagar.  Por allí en 2012, Carmelo Ezpeleta comentó esto: “Nosotros somos sensibles a esto. Lo sé y lo conozco. Intentaré arreglarlo. También te digo: así como hay cosas que veo claro que puedo arreglar, no sé cómo arreglar esto”.

En resumen, ¿tiene sentido que sea esto así con algo más de 100 pilotos? ¿Es lógico ver a los pilotos, los verdaderos protagonistas, y que el aficionado pague una entrada o se sienta a ver la televisión sin que la mayoría reciban algo a cambio? Como bien dice el lema: Vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver.

Anuncios

Los comentarios son moderados. No se permitirán comentarios ofensivos, con lenguaje no apropiado, spam o publicitarios que no tengan relación con el artículo en cuestión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s